Que viene la galerna o cómo desalojar una playa en cinco minutos