Sí, sí, lees bien: ¡Bajan las temperaturas!