Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Niño estaría detrás del otoño más cálido

Otoñoeltiempohoy.es

Septiembre nos engañó con una temperatura media más baja que la media y nos hizo creer que la pesadilla de la prolongadísima ola de calor del pasado verano se iba a quedar en el recuerdo. No fue así. Octubre tuvo anomalía positiva. Noviembre incrementó esa temperatura media respecto a otros anteriores y diciembre muy probablemente le dará la puntilla al otoño que termina hoy.

Hace ya algunos meses que en plena aparición de El Niño la NOAA advertía de que una de sus consecuencias podría ser un incremento medio de las temperaturas al otro lado del Oceáno Pacífico. Así ha sido. También avanzó que este otoño sería más húmedo y en este pronóstico erró porque ha sido uno de los más secos ya no solo en España sino en el conjunto de Europa Occidental (sin contar con Reino Unido).

Estamos ante uno de los fenómenos más fuertes de El Niño. Si lo comparamos con los últimos, tan solo el de 1998 habría superado a este, que va camino de superarlo ya que los expertos calculan que lo tendremos con nosotros hasta el próximo mes de junio.

En 2003 y 2010 también hizo acto  de presencia El Niño pero con menor intensidad y, por tanto, menos efectos. En contraste, en 1998 se marcaron temperaturas récord, al igual que ha sucedido este año.

Sin embargo, hay una diferencia respecto a aquel fenómeno de hace casi 20 años. Y es que ahora El Niño se superpone al calentamiento global. Los datos del SXXI no dejan lugar a dudas. En las series históricas 2012, 2013 y 2014 han sido los más cálidos a nivel global. Ya sabemos que 2015 les va a superar.

Por tanto, el calentamiento global y El Niño han unido fuerzas y han dado lugar a un otoño sin precedentes en Europa y también en América del Norte, salvo el noroeste de EEUU que ha registrado un trimestre más frío y más húmedo. Hasta que El Niño apareció en 2015 este territorio de EEUU venía sufriendo una importante sequía.

Cálido 2015


Queda por desvelar la incógnita de la magnitud actual de El Niño. Los expertos en Climatología piensan que las oscilaciones de las temperaturas en otros océanos pueden influir directamente en la fuerza y el alcance de este fenómeno. Aún nos queda por ver si el invierno va a ser igual. La NOAA apuesta por un trimestre también cálido y normal en cuanto a lluvias.

Afirmar a ciencia cierta que este otoño ha sido tan cálido a causa de El Niño es una afirmación muy contundente, según los meteorólogos y los climatólogos a nivel mundial que analizan este fenómeno. Aun así aseguran que si hay algo que está claro es su influencia y advierten de la necesidad de seguir observando las variables y las temperaturas medias mes a mes.

Normalmente, los años posteriores a cada fenómeno de El Niño hay un hecho evidente, aunque también falso, que es el enfriamiento.  Puede dar la sensación de que somos ajenos al calentamiento global al término de cada episodio pero no es así. Sencillamente, las temperaturas a nivel global no se ven afectadas por este poderoso fenómeno en interacción con otros.

De momento, el final del año será cálido y tan solo queda la puerta abierta a un ambiente más propio del invierno los primeros días de 2016 para romper con un mes de récord.
---------------------------------------------------------
*Marcos Fernández (@marcosfdezfdez) es periodista especializado en Meteorología.