Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tornados en Teruel existen: se cumplen 30 años de 'Ojos Negros', el más destructivo

Los tornados no son solo cosa de yankis. Aunque es cierto que es la zona con más prevalencia, en nuestro país también se han registrado estos fenómenos, eso sí, de forma menos frecuente y, afortunadamente, menos devastadores. Este mes se cumplen 30 años de uno de los más intensos sufridos en la Península y registrado en la provincia de Teruel, una zona abonada a este tipo de adversidades meteorológicas

El tornado, en concreto, tuvo lugar el 23 de septiembre de 1986 a las cinco de la tarde. A día de hoy, los habitantes de la zona de Sierra Menera recuerdan como aquella tarde el cielo se volvió negro y se desató una tormenta como nunca habían visto, seguida de un viento fortísimo. Es el conocido como 'Tornado de Ojos Negros', debido a que fue en este pueblo de Teruel, Ojos Negros, donde más impacto tuvo.
Este tornado estuvo alimentado por inestabilidades de origen dinámico y térmico y también estuvo ayudado por la orografía del terreno, lo que le permitió desplazarse 4 kilómetros en 4 minutos destruyendo lo que encontraba en su camino, tal y como señala un estudio realizado por el investigador Benito Fuentes López, de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
tornado
*Imagen: Esta fotografía corresponde a los daños ocasionados por 'Ojos negros', en este caso, en un coche. 
En esos 4 kilómetros, desde las minas de Sierra Menera hasta el cementerio de Ojos Negros, el tornado dañó edificios, volcó maquinaria pesada, arrasó granjas y cultivos, provocó heridos de diversa consideración y mató centenares de animales de ganadería.
En total, los daños del tornado se estimaron en más de 70 millones de la época (32 millones de euros) y supuso la puntilla final a las minas de la Compañía Minera de Sierra Menera, que ya venían lastrando la crisis de la siderurgia desde la década de los 70, y que cerraron a finales de ese año.
tornado
OTROS TORNADOS EN TERUEL
Aunque el Tornado de Ojos Negros ha sido uno de los más intensos en la zona, no es el único que ha tenido lugar en esta provincia. En 2003, otro fenómeno de similares características azotó las localidades de Alcañiz, Valdealgorfa y Mazaleón.
Este tornado fue relevante por su severidad, nada menos que un 3 en la Escala Fujita (EF), una escala en la que los vientos superan los 219 kilómetros por hora. Recordemos que esta escala es la utilizada para catalogar la fuerza estimada de los tornados según el daño que provocan, y que se categorizan de nivel 0 al 5, siendo este último de vientos que alcanzan hasta los 450 kilómetros por hora. 
También son conocidos los tornados acaecidos en otras dos localidades turolenses: en Mosqueruela, en 1999; y en Corbalán, en 2004.
tornado
TERRENO ABONADO PARA LOS TORNADOS
Estos tornados no constituyen casos aislados en esta provincia, puesto que Teruel es terreno abonado para estos fenómenos, tal y como explica el delegado de AEMET en Aragón, Rafael Requena: "Si tenemos en cuenta la estadística de tormentas, que se ha afinado muchísimo en las últimas décadas con la red de descargas eléctricas y el radar, podemos comprobar como todo el cuadrante nordeste peninsular, pero, sobre todo, en una zona concreta de Teruel, existe un eje ciclónico en el que son frecuentes este tipo de fenómenos", refiriéndose al área del Maestrazgo, la Sierra de Albarracín y Javalambre.
Las causas son "por un lado la orografía, con elevaciones de terreno que favorecen los ascensos de las tormentas, y por otro lado la convergencia de vientos, ya que en Teruel se encuentran flujos húmedos de viento mediterráneo con otros más secos del noroeste, lo que hace que las tormentas se disparen y conviertan a Teruel en una de las zonas de tornados más propicias de España", añade Requena. 
tornado