Veinte metros de ancho: un dron recorre la grieta que podría dividir África en dos mitades