¡Una ola de 19 metros! Récord mundial en el Atlántico Norte, cerca de Reino Unido