Tras la tormenta, llega la calma: sol en casi todo el país, salvo en el Mediterráneo