Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lluvia salva a Madrid pero, ¿cuándo se activará el protocolo de alta contaminación?

madrid ascoeltiempohoy.es

La semana pasada, la falta de lluvia y las altas temperaturas amenazaban el empeoramiento de la asfixiante ‘boina madrileña’. En ‘El Tiempo Hoy’ nos preguntábamos por qué el Ayuntamiento no activaba el protocolo de contaminación que se inició el año pasado, pues había NO2 de sobra para hacerlo. A partir de ahora, la alcaldía consultará la previsión meteorológica y, si la AEMET anuncia la entrada de lluvias o vientos, dejará  que sea la propia naturaleza la que sanee la calidad del aire de la capital.

Ésta es una imagen que se repite prácticamente todos los años en los periodos de sequía en la Comunidad de Madrid: la de la capa gris de contaminación que vive asentada sobre la ciudad y de la que parece que no nos podemos librar.
El año pasado, la influencia de El Niño hizo que, en España, tuviéramos un otoño-invierno de lo más atípico, con unas temperaturas más propias de la entrada del verano que de su despedida y final. Fue entonces cuando el gobierno de Manuela Carmena, debido a la altísima concentración de nitrógeno en el aire, activó un protocolo contra la contaminación que, en fase 1, prohibía circular a más de 70 km/h por la m-30.
Estas dos primeras semanas de octubre (más allá del veranillo de San Miguel), nos han recordado mucho a lo ocurrido en el 2015, por lo que, los que vivimos pegados a la meteorología, no entendíamos por qué el protocolo no se activaba de nuevo. Javier Monzón, coordinador del gabinete de comunicación del Ayuntamiento, nos lo ha explicado:
“La gran novedad de este año es que el protocolo de contaminación entrará en funcionamiento cuando, una vez saltado el aviso del exceso de nitrógeno en la calidad del aire, además, la previsión meteorológica sea desfavorable. Esto no lo hicimos el año pasado, es uno de los cambios que hemos hecho. Por eso no se activó la semana pasada, porque los índices de viento y de lluvia de esta semana eran propicios para limpiar la atmósfera. De hecho, en la página web de medio ambiente del ayuntamiento vemos como ayer la calidad de aire volvía ser entre bueno y admisible”.
calidad aire 2
Además de ésta, también hay otras modificaciones en el protocolo. Para que los ciudadanos madrileños estén plenamente informados de las restricciones del ayuntamiento, la activación no se hará de forma inmediata sino que, durante 24 horas, se llevará a cabo una gestión de información antes de ejecutar las medidas. Así, los conductores sabrán de antemano que no podrán circular por la m-30 con normalidad, o en qué zonas no podrán acceder con el coche o aparcar.
Esto no ocurrirá hasta que la concentración de nitrógeno de ‘la boina’ no supere los 180 microgramos (aviso) o los 200 (alerta) y todo ello dependerá de la meteorología de este otoño que, de una vez, empieza a asentarse.
contaminación madrid