Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es normal que granice en agosto? Te lo explicamos

¿Es normal que granice en agosto? La culpa la tiene una DANAEuropa Press

La respuesta a esta pregunta, que todo el mundo se está haciendo, es sí y no. Lo normal es que en agosto estemos disfrutando de los últimos días de vacaciones, en la playa o en la piscina, tomando el sol... pero no es tan extraño que a las puertas de septiembre, mes de inestabilidad por excelencia, las masas de aire frío que arrastra la DANA deje imágenes de tormentones y granizo. Te lo explicamos.

Hace tres días, las temperaturas rondaban los 35 grados y más en casi todos los puntos del país, como es normal en agosto. Pero de golpe, estas temperaturas han dado un bajón muy importante, sobre todo, en puntos de la mitad sur peninsular, acompañado de tormentas, rayos y granizo.
Las lluvias y tormentas se crean, básicamente, por una lucha de temperaturas y aires entre dos masas. Tenemos temperaturas muy cálidas en la superficie, que se ven afectadas por esta masa de aire frío que llega de pronto, esta vez desde el Atlántico (eso es la DANA, también llamada gota fría, aunque técnicamente no es lo mismo). Como el aire cálido tiende a ascender y muchas veces lo hace además de forma violenta, cuanto más caliente esté el aire de la superficie y más frío el que llega, más notable será la inestabilidad, el choque. Es decir, como resultado queda la lluvia, tormentas, rayos y granizos.
 
La DANA, que se desplaza como hemos dicho desde el Atlántico al Mediterráneo, está dejando el cielo lleno de nubes en prácticamente toda la península. Además ha dado lugar a una sensación de bochorno inaguantable, que ni la lluvia consigue refrescar el ambiente. Y sobre todo en la mitad norte, donde las temperaturas ahora son más altas de lo normal.
El viento del sur va a favorecer a que los termómetros suban a 33 y 34 grados en en norte, concretamente en Bilbao, Pamplona y Zaragoza. Sin embargo, las temperaturas estarán por debajo de los 30ºC en gran parte del interior, 26ºC en Madrid, 28ºC en Cáceres y Valladolid. Por eso, cuando te digan que el tiempo es de locos, tu respuesta tiene que ser: ¡la culpa es de una DANA!
Granizo en pleno agosto, tenemos las mejores fotos y vídeos
Lo que ha sucedido este verano no es normal si lo comparamos con los últimos veranos. El norte ha tenido la sensación de recuperar el tiempo perdido con el retorno de las lluvias y las bajas temperaturas, de apenas máximas de 20 grados. Una ola de calor histórica derritió los termómetros colocándonos cerca de los 50 grados en puntos de Andalucía y Murcia. Pero aquella ola de calor, que dejó 45,4 grados en Badajoz o 44,4 grados en Jaén se esfuma en pocas horas con la entrada repentina del chorro polar, que nos vuelve a recordar que estamos en un verano de locos.